Reinicio y apagado automático en GNU/Linux

Crear vídeos para mi canal de Youtube (y el el futuro Peertube) es una ardua tarea. No ya crearlos, sino montarlos, cortarlos y crear los diferentes elementos.
Suelo hacerlo de noche y en muchas ocasiones, al acabar de montar sólo queda el renderizado, osea, crear el vídeo final, dónde es mejor no tocar mucho el equipo ya que la operación consume muchos recursos. Ese proceso tarda aproximadamente 40 minutos o más.

Para no estar pendiente del renderizado, en ocasiones programo el equipo para que se apague a una hora determinada. Cómo lo hago??

Apagando el equipo

Sólo tenemos que abrir una terminal en nuestro equipo y escribir el comando:
sudo shutdown -h now – éste comando apaga el equipo inmediatamente
sudo shutdown -h +20 – éste comando apaga el equipo después de 20 minutos
sudo shutdown -h 15:30 – éste comando apaga a las 15:30h (en formato 24h)
Obviamente, cambiamos el valor por el que deseemos.

También se puede reiniciar

De la misma manera y casi el mismo comando nos sirve para reiniciar el equipo.
sudo shutdown -r now – Reinicia el equipo inmediatamente
sudo shutdown -r +20 – Reinicia el equipo después de 20 minutos
sudo shutdown – 15:30 – Reinicia el equipo a las 15:30h (formato 24h)
Como sucede arriba, cambiamos los valores por el que deseemos.

Una solución fácil y rápida para programar el apagado o reinicio del equipo cuando tú quieras, sin programas auxiliares.

Ocultar unidades en Linux basadas en Debian

Tener el disco duro del equipo con varias particiones o tener varioss discos duros conectados permanentemente en el equipo hace que los veamos en el nuestro explorador de archivos. Personalmente tengo dos discos duros, uno con mi distro actual y principal Debian, y otro con Windows 10 que utilizo casi con juegos exclusivamente. Tengo otro que utilizo para guardar otros archivos para tenerlos disponibles en windows o linux. Quiero dejar de ver el disco de Windows.

En Nemo, el explorador por defecto de Debian Cinnamon, te aparecen las unidades de windows (la propia del sistema y otra de recuperación) que a mí personalmente me molesta ver. Cómo podemos ocultarlas??
Nos vamos a buscar la aplicación Discos (Disks), que traen normalmente instalada las distros basadas en Debian. Con ella podemos gestionar fácilmente los discos y particiones de nuestros discos duros, cambiar atributos, etc. (Cuidado!!!)

Quiero quitar la unidad que se ve en la imagen de la izquierda. Nos vamos a Discos, seleccionamos la unidad (1), la partición principal (2). nos vamos a la rueda dentada debajo de la partición (3)·, click derecho y elegimos la opción “Establecer opciones de montaje”(4) o algo así, ya que en cada distro puede cambiar.

Nos saldrá otro menú con más opciones. Lo desbloqueamos para poder modificarlo con el deslizador (1), y desmarcamos las dos casillas que estan marcadas (2). Aceptamos abajo y listo, ya no veremos las unidades.

Ésto sirve para unidades completas, particiones, pendrives, unidades de dvd/blueray… Si os molesta, visualizarlas y no las usáis, es mejor desactivarlas. Además, siguiend los pasos al revés, podemos volver a visualizarla.

Appimages y Appimage Hub en GNU/Linux

Os dejo otro vídeo colgado recientemente en mi canal de Youtube.

En él explico lo fácil que es usar los nuevos archivos Appimage, un tipo de archivo relativamente nuevo, que agluutina todas las dependencias, todos los archivos en un sólo archivo, que al hacer ejecutable con los permisos, obtienes un programa totalmente funcional sin instalar ningún paquete dentro del sistema, tal como funcionan los programas portables en otros sistemas operativos.

Una alternativa más a la instalación de paquetes que junto con los Snap y Flatpak, busca la “conjunción” de los paquetes y distros, facilitando la creación de programas para todos las distribuciones.

También vemos como se usa AppimageHub, un “aglutinador” de aplicaciones en formato appimage, listas para ser descargadas y usadas.
En mi caso particular, prefiero usar esas aplicaciones, sobre todo con programas que vas a probar, como pueden ser nuevos navegadores. No machacas el sistema con instalaciones de dependencias, y todo queda en un archivo.
También mucho más fácil de ejecutar, muy distinto a los nuevos flatpak o snap, incluso a los deb.

Freetube, un cliente de Youtube privado

Sin dudas, Youtube es el rey del vídeo online. Google ha sabido usar su poder financiero desde que les compró la plataforma a tres empleados de Paypal en 2006. Pero tratándose de Google, tiene un precio. Como dijo alguien, “si un producto es gratis, la mercancía eres tú”. Y Google es una compañía experta en ello.

Con Youtube le damos de comer a ese monstruo del tracking nuestros gustos, lo que buscamos, la hora que lo usamos, durante cuánto tiempo… y con ello forma un perfil para enfocar su publicidad, directa o indirecta, hacia nosotros. Ese es su negocio.

Afortunadamente, existen alternativas, sino a sus plataformas, a evitar ese tracking y poder “escaparnos” de esa vigilancia extrema. Hoy hablamos de Freetube.

Freetube no es más que un cliente, un programa que se ejecuta en tu equipo y accede a la plataforma en cuestión, en éste caso, Youtube. Su trabajo consiste en servirnos los vídeos que queremos ver, sin esa vigilancia, siendo casi anónimos.

Para ello reduce al mínimo la solicitud de información que Youtube necesita para mostrar el vídeo. Ésta se almacena de forma local y lo hace usando metodología con APIs de terceros, como Invidious.

El resultado es un programa local, dónde podemos seguir a nuestros streamers favoritos, ver los vídeos que nos interesan o simplemente, saltar de vídeo en vídeo sin la publicidad que introduce la plataforma original.

Además incorpora herramientas para descargar los vídeos completos, o sólo el audio, entre otras. Entre las opciones más destacadas:

  • Ver vídeos sin anuncios
  • Previene el tracking de Google
  • Puedes suscribirte a canales sin registrarte
  • Guarda tus preferencias, suscripciones y demás en local
  • Importar y exportar suscripciones a canales
  • Open source y gratuito
  • Puedes usar proxies o la red TOR

FREETUBE es multiplataforma, multilenguaje, sin anuncios y de código abierto, con licencia MIT.
En GNU/Linux está disponible para múltiples distribuciones, además de en Flatpak y Appimage.

IP Estática en RaspiOS

Hay mil artículos sobre el tema, pero para los que tenemos IP dinámica, es requisito indispensable poner IP estática a nuestra raspberry. De ésta manera evitamos que nuestro router nos cambia la IP interna de nuestra red y todo lo que tenemos en la raspberry, cambie de nuevo.

Tengo que decir que hay muchos, miles de tutoriales para hacer ésto mismo, pero éste siempre me ha funcionado. Otros no y no sé porqué, porque es algo bastante simple.

Nos vamos a una terminal, sea directamente sobre el sistema o sobre ssh y escribimos:

sudo nano /etc/dhcpcd.conf

Ésto nos abre e editor de archivos Nano con el archivo de configuración de redes de nuestra raspberry. Si nos fijamos, vemos varios ejemplos, uno para wifi (wlan) y otro para conexión cableada como es mi caso. Simplemente debemos copiar las líneas y pegarlas e ir configurando y descomentándolas (sin la # delante) para activarlas. En mi caso queda así:

interface eth0
static ip_address=192.168.1.48/24
#static ip6_address=fd51:42f8:caae:d92e::ff/64
static routers=192.168.1.1
static domain_name_servers=192.168.1.1 1.1.1.1

La primera línea nos dice que se refiere a una conexión por cable eth0
La segunda es la ip que le damos a la raspberry dentro de nuestra red seguida del puerto normal
La tercera es la misma pero para ip6. Mi proveedior no me da ip6, así que puedo quitarla o comentarla para desactivarla.
La cuarta es la dirección de nuestro router dentro de la nuestra red.
La quinta, son los dns, En éste caso coje primero los que tiene el router y luego los de Cloudfare. Se pueden poner cualquiera, los de Google 8.8.8.8, o cualquiera que funcione bien. Ojo porque he tenido problemas con algunos.

Una vez hecho ésto, pulsamos las teclas CTRL+O, pulsamos enter para guardarlo con el mismo nombre, y ahora cerramos Nano con CRTL+X.
Reiniciamos nuestra Raspberry y si no hay novedad, tendremos siempre nuestra IP estática en la placa lista para trastear.

Instalar paquetes .DEB desde la terminal

Otro artículo que seguramente cualquier usuario de gnu/linux sabe, pero que no está de más recordar. Los paquetes .DEB son los “ejecutables”, una especie de .exe en Windows, con los que podemos instalar programas en distribuciones basadas en la distribución Debian, de la que parten Ubuntu o Linux Mint, por sólo citar algunas. En todas ellas podemos instalar esos paquetes.

Generalemebte disponemos de varias soluciones para instalar esos paquetes, aunque lo más habitual es hacerlo gráficamente con el programa Gdebi, que viene incluído en las distros. Un par de clicks y listo. Gdebi es un “manejador de paquetes” DPKG, que es realmente la instrucción que instala el programa..

Con Gdebi

Una vez descargado el paquete .DEB, simplmente ejecutándolo con doble click por lo general nos lanza Gdebi y simplemente debemos darle a instalar paquete. Un botón y listo.
Pero a veces, las dependencias esos archivos que no tienes en el sistema y necesita el programa, no se solucionan,automáticamente, asñi que Gdebi parece pero no….

Nuestra amiga la terminal con DPKG

Podemos usar la instrucción DPKG. Simplemente debemos entrar en el disrectorio dónde tenemos el archivo .DEB y ejecutar

dpkg -i paquete.deb

Para desisntsalar el paquete SIN los datos de configuración, para actualizar la versión o instalarla nuevamente sin perderlos por ejemplo:

dpkg -r paquete.deb

Y si queremos desinstalarlo todo, datos incluidos, cambiamos la letra

depkg -P paquete.deb

Con la terminal y APT

APT es el comando quiźa más conocido para la terminal basadas en Debian. Para instalarlo es también muy simple. aunque debemos autentificarnos.

sudo apt install ./paquete.deb

Y para desinstalar dejando los datos, como antes, muy simple.

sudo apt remove paquete

Para eliminarlo todo, losdatos de usuario, debemos cambiar el remove por purgue, quedando asi.

sudo apt purge paquete

Otras formas

Hay otras formas de instalar programas en gnu/linux, y también .DEB como usar un programa de no viene instalado en la mayoría de distos qpero es básico si quieres gestionar lo que tienes instlado como Synaptics.
Tambien, dejando a un lado los .DEB, han surjido los paquetes Flatpak, Snap y Appimage, un forma más simple para los desarrolladores de software, pues empaquetan todo dentro de un mismo archivo.
En éste caso, me quedo con los Appimage, una especie de “programa portable”. Después me quedaría con los Flatpak, y como último reducto usaría Snap, que promueve Cannonical, dueña de Ubuntu, con una dirección que parece llevar a oscuras inteciones y por ello son basnate denostados fuera de los usuarios del sistem de Cannonical.

Escuchar la radio en la terminal con VLC

Me gusta más escuchar el fútbol por la radio que verlo por la tv. Encuentro la retransmisión más divertida, amena, más personal. Además, mientras escucho cualquier cosa, me permite hacer otras cosas, como ahora mismo.

Para escucharla, simplemente abro la web de la cadena que quiero escuchar y le doy Play al reproductor incrustado en la propia página. No es que me importe mucho, pero mantengo una pestaña abierta en el navegador, que a veces cierro sin querer, a la vez que consume más recursos del equipo. Y porqué no intentarlo con la termnal?? He visto scripts y he probado uno que me ha funcionado a la primera.

Creando el script

Nos vamos a nuestra /home, abrimos la terminal y creamos un directorio. ésto se hace así…

mkdir radio

Entramos dentro del directorio y creamos un nuevo documento. Voy a usar el editor Nano, auqnue poidéis usar cualquier otro.

cd radio
nano radioscript

Se abre el editor de texto y pegamos el siguiente texto:

#!/bin/bash
curl https://www.tdtchannels.com/lists/radio.m3u > radio.m3u
cvlc --extraintf ncurses radio.m3u

Cuando lo ejecutemos, nos vamos a descargar una lista m3u llamada radio.m3u desde la web tdtchannels.com, la renombramos a radio.m3u y usamos el reproductor VLC para reproducir la lista. Guardamos los cambios con CTRL+O y salimos con CTRL+X.
Ahora toca darle permisos de ejecución al script.

chmod +x radioscript

Ya tenemos nuestro script preparado para usarlo, pero necesitamos VLC.

Instalando VLC

VLC es un reproductor libre y de código abierto, multiplataforma y capaz de reproducir casi cualquier archivo multimedia incluso en 4K. Es probable que ya lo tengas instalado, pero si no, simplemente en la misma terminal, escribimos:

sudo apt install vlc

Esperamos que se instale en escasos segundos y ya estamos preparados.

Ejecutando el script

Nos metemos en nuestra carpeta radio y ejecutamos el script con:

bash radioscript

Se nos abre la ventana de arriba con colores anaranjados con un montón de radios, tanto nacionales (españolas) como locales (de España). Nos desplazamos por la lista con el cursor y con ENTER, se nos escuchará la emisora seleccionada.
Simplemente debemos dejar la ventana de la terminal abierta mientras la escuchamos, consumiendo menos recursos y según he comprobado, algo menos de retardo en la emisión respecto a la página de la radio.

Ventoy: varios SO en un pendrive (también Windows)

Últimamente todo el mundo habla de una nueva herramienta de creación de ISOS booteables. No es para menos, puesto que es de las pocas que puede llevar varios sistemas operativos en un pendrive. Incluído Windows 10 y 11.

Ésta maravilla, aunque no la única, lo hace de manera distinta a la competencia. En pocas palabras, instalas el programa dentro del pendrive, y después añades la isos tal cual, copiándolas. Así de simple.
Después, al bootear el equipo, te saldrá un menú dónde escojes el sistema que quieres instalar.

No tienes que preocuparte si la ISO necesita MBR o GPT, si usa éste o aquel arranque o arranque seguro, puesto que soporta multitud de formatos y tipos de particiones. También los sistemas de archivo más habituales como FAT32, EXT3, EXT4, exFAT… Vamos, como dicía anteriormente, una maravilla.

Cómo se instala

Como he escrito antes, el programa se instala en el USB (o el dispositivo que usemos). El programa es multiplataforma, pero lo voy a hacer en gnu/linux, que es lo que uso.
Primero nos descargamos el programa y lo descomprimimos.

wget -q https://github.com/ventoy/Ventoy/releases/download/v1.0.62/ventoy-1.0.62-linux.tar.gz
tar xfvz ventoy-1.0.62-linux.tar.gz

Obviamente, la versión del archivo es la que está más actual en el momento de redactar el artículo. En su proyecto de Github se puede conseguir la última versión.
También está para descargar la versión del programa para Windows y otra versión en formato ISO, que simplemente se “quemaría” como cualquier otra ISO dentro de un pendrive, obteniendo el programa instalado dentro de él.
Nos metemos en la carpeta del programa y empezamos la instalación en el pendrive.

cd ventoy-1.0.62
sudo bash Ventoy2Disk.sh -i /dev/sdc

CUIDADO!!! Al final pone dev/sdc
Eso es en mi caso. En el vuestro puede ser cualquier otro punto de montaje del pendrive. Revisadlo.

El programa nos preguntará dos veces si queremos continuar, advirtiendo que se borrará todo lo que haya en la unidad que hemos seleccionado, nuestro pendrive.

Si todo es correcto, aceptamos ambas preguntas y el programa empezará a instalarse. Al terminar, en escasos segundos, veremos una nueva unidad llamada Ventoy en nuestro sistema que está vacía. Ahí debemos copiar nuestras isos tal cual las descargamos.

Éste es mi pendrive preparado con Ventoy. Tengo 5 imagenes, entre ellas Windows 10, que ya he probado al sustituir el SSD dónde se aloja. Para borrar una imagen, simplemente la borramos del pendrive. Simple.
Una maravilla.

Font Manager, manejando fuentes en Linux

Suele pasar habitualmente, al abrir un programa de diseño/dibujo/escritura, tengamos miles de fuentes para seleccionar. Cada programa relacionado instala las suyas, aparte de las que trae el sistema.
Te encuentras con una cantidad ingente de fuentes, muchas muy similares, otras con símbolos o dibujos, otras en idiomas ilegibles para tu sistema… en mi caso, 2600 fuentes con casi nada instalado.

Manejar esa cantidad es una tarea ardua, y más cuando quieres instalar alguna fuente que no tienes y pretendes usar en Gimp o Inkscape, por ejemplo…
He encontrado un aliado perfecto….Font Manager

Como ellos mismos definen su programa, File-Manager es un simple “manejador” de fuentes. Diseñado para el escritorio Gnome, es extensible a cualquiera que use GTK, como Cinnamon.
Al iniciarlo, escaneará el equipo en busca de fuentes. Nos encontramos una interface acorde a nuestro color, en mi caso oscura. En ella nos muestra las fuentes, así como un árbol de selección y una muestra, que se puede cambiar con diferentes vistas (cascada, Lorem Ipsum…)

Las características que posee el programa son muy diversas, pero claras. Sus características principales son

  • Previsualizar y comparar fuentes de letra
  • Activación y desactivación de familias de fuentes
  • Catalogación de fuentes automatica
  • Catálogo de Google Fonts integrado
  • Mapa de caracteres
  • Instalación y manipulación de fuentes de usuario

 En la parte central, con el botón azul podemos activar o desactivar la fuente para que aparezca o no en nuestros programas, por ejemplo.
También nos muestra la carpeta dónde se encuentra la fuente, por si queremos eliminarla a mano.
Un descubrimiento que se añade a mis programas imprescindibles para hacer mis pinitos dentro del mundo de la edición.

Controlar OBS desde nuestro Android

 La fiebre de los directos,s ea jugando, creando arte o simplemente, charlando ha llegado para quedarse. Pero si quieres hacerlo de un modo ordenado y parecer profesional, necesitas controlar las escenas, activar/descativar audios, etc… Hacerlo con atajos de teclado es peligroso ya que muchos juegos utilizan muchas teclas.
La solución es un Deck, aunque es costoso. Otra solución es comprar un teclado externo (numérico, por ejemplo) y seleccionar las teclas, pero…. no te gustaría poder hacerlo con tu smartphone?? Eso sí, debes estar conectado a la misma red.


Vamos a configurar StreamControl, un complemente para Android y OBS, que no es oficial, pero funciona muy bien.

1- Instalamos la app en nuestro smartphone android
2- Instalamos el complemento en OBS según nuestra versión de OBS y nuestro sistema. Reiniciamos OBS.
3- Abrimos la app, pulsamos el boton amarillo con un + y seleccionamos el programa. En mi caso OBS. Pulsamos el icono.
4- Dejamos como está el número, aunque podemos cambiarlo. Escaneará nuestra conexión y nos mostrará la ip del equipo con websocket. Pulsamos sobre él. Nos sale la ventana de password y la dejamos tal cual. Nos vamos a OBS


5- En OBS, nos vamos al menú “Herramientas” y seleccionamos “Configurar Servidor Websocket” y nos saldrá una ventana
6- Marcamos “habilitar servidor WebSocket” y escribimos el número del puerto. Por defecto es el 4444.
7- Habilitamos la autentificación y ponemos una contraseña.

8- Volvemos al smartphone y ponemos la misma contraseña que hemos configurado y ya lo tenemos.

Hemos configurado un servidor web en OBS para controlarlo desde nuestro smartphone. Tiene muchas opciones, incluso un cómodo modo “tableta” con botones grandes. Toca explorar las opciones que nos permite que no son pocas.

OJO: No funciona si usamos la versión de OBS basada en Flatpak. Instalas el plugin pero no aparece nunca en el menú de OBS. No he probado en Snap ni Appimage, pero imagino que por su condición de “aislados del sistema”, podría pasar lo mismo.